Un cuento infantil

Hola lectores (los saludo a los 2 o 3, no se cuantos serán):

El otro día, estaba con mi hijo, y me pidió que le cuente un cuento. Soy bastante malo contando cuentos, entonces elegí uno bien fácil… La Caperucita roja!
Entonces arranco y le cuento la historia de la niña que le llevaba la canasta con víveres a su abuelita, como iba pudiendo, reinventando algunas partes. El me miraba atentamente y lo disfrutaba. Hasta que sucedió el siguiente dialogo…

-…entonces el leñador las rescata de la panza del lobo, y colorin colorado, este cuento ha terminado! (mi cara de alivio fue total)
-A ver… ahora contame uno de Caperucita Verde…

Esto me mato. Rompió absolutamente todos mis paradigmas. En que cabeza cabe un cuento de una caperucita verde!!!! solo en la rebuscada mente de un niño de 3 años! mi cara debe haber sido terrible. Sufrí para contarle el cuento mas conocido del mundo, entonces al imaginar lo que se venia, empece a transpirar! no sabia que hacer! nunca me enseñaron el cuento de caperucita verde! Gran error de mi papa y mi abuelo!

Entonces me calme, respire profundo, y me alegre al darme cuenta que no existe tal cuento. Caperucita verde es un personaje que nadie había inventado, por lo tanto, podía sentirme libre de contarle el cuento como se me ocurriera! y mejor aun, me podía vengar, y dejarlo sorprendido a él!
A continuación, va el cuento mas o menos como se fue ocurriendo:

“Resulta que había una nena que le decían Caperucita verde. ella estaba en su casa con su mamá, cuando le pide que por favor vaya a llevarle a su abuela una canasta con cosas. En la canasta habían: 1 botella de whisky, 2 botellas de ron, y 47 latas de cerveza, porque resulta que a la vieja le gustaba mucho el escabio. Entonces la mamá le dice a caperucita verde: -Caperucita caperucita, anda por la calle de siempre! no tomes el atajo porque esta lleno de cabarulos y bares por el otro lado. Así fue que la niña salio de su casa y arranco por el camino de siempre, hasta que apareció el lobo, y le sugirió tomar el atajo. así que Caperucita agarro el otro camino. y cuando paso por el primer bar, se tentó! entro y se escabio un par de porrones…”

-BASTA! dijo mi mujer, no ves que no te entiende y se aburre?
-Si papá! malisimo el cuento! me dijo él

Y esta fue la última vez que me hijo me pidió que le cuente un cuento!

y colorin colorado, esta historia se ha terminado!

Anuncios

Un comentario en “Un cuento infantil

  1. yulaisis dijo:

    Felicitaciones, ese es el camino!. Quizás el cuento no haya sido el mas acertado, pero es un buen intento. Sin riesgo a equivocarme puedo decir que los cuentos que mas le gustan a los chicos son los que inventamos en base a lo que conocemos de ellos. Contale caperucita roja y le va a gustar. Contale la caperucita que conocía a Ben 10 y viajaban para conocer los dinosaurios y se vuelven locos!. Con mis sobrinos hago eso. Cada vez les invento un cuento nuevo, el problema es cuando me piden uno que ya les conté, porque ellos se acuerdan cada detalle. Lindo artículo Dr Cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s